Del 28 al 30 de octubre, Ibiza rinde homenaje, con la Feria de la Sal, a un producto que ha sido esencial en la historia y la industria de la isla balear hasta mediados del siglo pasado. Será la sexta edición de un encuentro que pretende dar a conocer un universo de costumbres, técnicas, recetas y vocablos que giran alrededor de la sal, ese “oro blanco” que durante siglos representó la primera industria y actividad económica de la isla.

En Ibiza, y hasta la llegada del turismo, solo se exportaba sal.

Organizada por el Consell de Ibiza y el Ayuntamiento de Sant Josep de sa Talaia, la Feria de la Sal pretende resaltar la importancia de la tradición salinera en la historia de Ibiza, con interesantes actividades, todas gratuitas, relacionadas con la sal en Sant Jordi y Las Salinas. Se organizarán excursiones y rutas que permitirán descubrir la enorme riqueza natural y patrimonial de Las Salinas de Ibiza, talleres y actividades para los más pequeños, como el tradicional concurso de dibujo infantil, cuyas obras estarán expuestas en la iglesia de Sant Jordi, rutas gastronómicas y numerosas propuestas culturales, además de representaciones teatrales y talleres relacionados con la sal dirigidos a todo tipo de público.

Conciertos, teatro y fuego

La sal es un producto que ha sido esencial en la historia y la industria de Ibiza.

En un municipio donde la música es esencial, tampoco faltarán los conciertos, aunque éstos tendrán un hilo de conexión con las salinas. Sonará la música de Bluesmàfia Salada Acustic y Swingin Tonic & The Blue Kids entre otros grupos. Y, desde luego, la gastronomía ocupará un lugar de honor en esta feria –habrá un “showcooking de Íñigo Rodríguez- que quedará inaugurada oficialmente con el encendido del “fogueró”, un  hoguera que marcaba el comienzo de la recogida de la sal y convocaba al trabajo a los salineros de la isla. Hoy el “fogueró” es una invitación a la fiesta y a recuperar la memoria en torno a la milenaria producción de la sal.

La Feria de la Sal pretende dar a conocer un universo de costumbres, técnicas y recetas.

Especialistas, visitantes y residentes de todas edades se darán cita en este encuentro cuyo escenario es el Parc Natural de ses Salines, donde se custodian los estanques que en su día almacenaban la sal y donde ahora vecinos y visitantes pueden acercarse a descubrir los usos ancestrales de la sal, utilizada fundamentalmente como conservante de alimentos.  Hoy en Ibiza solo hay 14 trabajadores de la sal pero hubo un  tiempo en que llegó a haber hasta mil trabajadores.

El “fogueró” marcaba el comienzo de la recogida de la sal y convocaba al trabajo.

El regidor de Turismo de Sant Josep de sa Talaia, Eduardo Sánchez, destaca que el programa de la Feria de la Sal apuesta, sobre todo, por las rutas y las excursiones “para descubrir toda la riqueza natural y patrimonial de las salinas”. También puso en valor un programa que involucra a todo tipo de públicos y, sobre todo, a las familias, a las que animó a participar en todas las actividades y talleres programados.

Actividades para todos

La Feria de la Sal programa muchas actividades, todas gratuitas, en Sant Jordi y Las Salinas.

El sábado 29 de octubre, a partir de las 9,30 horas, está programada una excursión guiada en bicicleta apta para todo tipo de públicos. Es la “Ruta de sa Sal Rossa” y tendrá una duración de dos horas y media aproximadamente. El punto de encuentro estará en la espectacular Playa d’en Bossa y el itinerario seguirá su curso por la Torre des Carregador, la cueva de Rafael Alberti, la plaza de la Sal, la Xanga, los estanques, el centro de interpretación de Sant Francesc de ses Salines hasta acabar de nuevo en el punto de encuentro inicial.

Pou des Carbó, un manantial que proporcionaba agua dulce a los salineros de Ibiza.

Un grupo de salineros recreará el trabajo de la extracción de la sal con indumentaria y aparejos auténticos, y se hará una representación teatral de “El valiente vigilante de la torre” en la Torre de Sa Sal Rossa, desde donde se vigilaba este producto. Todos los años el grupo folclórico de Sant Jordi de ses Salines representa un baile tradicional y escenifica el ritual de la bendicion de la sal, la “salpassa”, un momento en el que el párroco de la localidad bendice las casas y deja en la puerta agua y sal para su protección.

Algo más que un parque natural

Un grupo de personas hace una visita guiada por el Parc Natural de ses Salines.

Durante los tres días de la Feria de la Sal de Sant Josep de sa Talaia, diversos restaurantes de Sant Jordi ofrecerán menús a precios populares con platos inspirados en la sal y Las Salinas. Son los “Menús salineros VI Feria de la Sal de Ibiza” en los que no faltan los “ossos amb col”, un plato tradicional a base de huesos de cerdo en salazón.

Monumento a los salineros, en Ibiza.

Hay que decir que el Parc Natural de Ses Salines, protegido desde 2001, es, además de una explotación salinera, uno de los lugares más sorprendentes de Ibiza, ya que la sal es capaz de transformar su paisaje en una hermosa postal y añadir exotismo con sus impresionantes y casi irreales montañas blancas. El parque tiene una extensión de 2.838 hectáreas y es un espacio único e imprescindible en una visita turística a la isla de Ibiza. Conviene recordar que uno de sus grandes valores son las praderas de posidonia, esa planta marina que oxigena las aguas en las que habita y que da cobijo a más de 1.000 especies animales.

Un poco de historia “salinera”

La salpassa es un ritual religioso en el que se bendice la sal.

Ya en tiempo de los fenicios se detectaron en Ibiza unas excelentes condiciones para conseguir sal, un alimento que ha gozado de una gran aprecio en todas las civilizaciones. Este elemento era tan valioso que los romanos adjudicaron el vocablo “salarium” a la paga que recibían los soldados para comprar sal y que después amplió su uso. 

Durante la feria, los restaurantes de la zona ofrecen menús «salineros».

De hecho, en Ibiza y hasta la llegada del turismo, solo se exportaba sal. Era prácticamente la única industria antes de la del turismo, una actividad cuya dureza y sacrificio queda  recogida en viejos manuscritos y que hoy se recuerda en la singular Feria de la Sal que organiza el Ayuntamiento de Sant Josep de sa Talaia. Todo un homenaje al tradicional oficio de salinero. De la sal al sol.

http://www.santjosep.net

Escrito por Pilar Ortega

Nací en Madrid un 8 de marzo y prácticamente desde entonces tengo un libro entre las manos. Me licencié en Periodismo y mi trayectoria profesional se ha desarrollado fundamentalmente en las secciones de Cultura de “El Mundo”, “La Razón” y “Ya”. Soy autora de varias guías publicadas por la editorial Anaya Touring que me llevaron a sumergirme en países tan interesantes como Ecuador, Bolivia o Costa Rica. Colaboro como “freelance" con diversas publicaciones: MUJERHOY, AIRCREWLIFESTYLE, HOLA VIAJES, SMQ, ETHERIA MAGAZINE, TOP VIAJES, LECTURAS SUMERGIDAS, ACTUAL GASTRO... También he puesto en marcha un proyecto editorial que enlaza los viajes con la literatura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s